sábado, 28 de febrero de 2009

Trozos de carne podrída.




Que yo ya no quiero estar aquí.

Que no me voy porque no tengo valor.

Pero siento que ya no vas a volver...

Sigo contando los días como las princesas que desean volar...

Y sigo llorando en silencio sin gritar.

Lo estoy pasando realmente mal,

Y sé que nunca te voy a olvidar.

Nunca Nunca Nunca te voy a olvidar...

Dentro de poco voy a tu Ciudad, mi ciudad...

Y sé que me derrumbaré, sé que no podré aguantar sin gritar.

Sin llamarte una vez más, pero sé que ya no estas.

Que ya no estas.






Abigail López Torres

jueves, 26 de febrero de 2009

Que No.


No es Hipocondría lo que tengo.

Es una enfermedad llena de Malos sueños.

Pero yo sé que con tu Beso me curaría.

lunes, 23 de febrero de 2009

lunes, 16 de febrero de 2009

Amor y deslumbramiento.


Aprendí a diferenciar entre el amor y el deslumbramiento.
Porque hubo un período de mi vida en el que me sentí deslumbrada por ti,
deslumbrada por tu forma de hablar,
deslumbrada por tu manera de moverte,
deslumbrada por tu forma de respirar,
deslumbrada por tu mirar y por tu manera de hacerme el amor;
todo en ti era sutileza, pasión agridulce casi dolorosa
que me llevaba al éxtasis...
que me inundaba de actitudes poco cuerdas,
me convertías en un animal salvaje incapaz de resistirse a tus deseos más ocultos.


Amor, deslumbramiento, quizás solo fuese deseo.

Quizás aún lo eche de menos.


Abigail López Torres

sábado, 7 de febrero de 2009

Antes




"Antes cuando lavabas tu coche seguidamente arrancabas y venías a verme."





Le voy a pedir a la Virgencita del Carmen que te arregle la cabeza y que en una de estas tantas tardes el viento te traiga a mí, que yo no te regañaré...

Tan solo quiero besarte

Besarte mucho

Y que me dejes amarte un ratito más...

Solo un ratito más.






Abigail López Torres.

Sin ganas.




"Me mataste sin tenerme delante, sin mirarme a los ojos, de la forma más cobarde que existe.

Me mataste y mataste nuestro amor y lo llenaste de sentimientos oscuros.



Me mataste.

Pero ya llegará el día en que el que muera seas tú

en el que tan solo sufras tú y tus ojos no dejarán de llorar lágrimas de sangre y locura".



sangre y locura.

martes, 3 de febrero de 2009

No lo digo en serio.







A veces,

solo a veces,

Me quiero morir.

A veces,

solo a veces,

quiero ver cómo nos entierran a los dos.


En el mismo agujero, en el mismo para poder arañarte la cara y besarte los ojos.



Abigail López Torres

domingo, 1 de febrero de 2009

La última conferencia.





- Tú no eres Lesbiana.
Me dijo aquella fría noche de Enero con rabia y furia en la voz.
-Tú no eres Lesbiana y no te vas a ir con ella a ninguna parte,
así que no me hagas reír que no aguantas allí ni un asalto.
-¿Quieres apostar? dije yo solemne.
Nunca he sido dada a las apuestas pero sabía que esta no la iba a fallar.

Silencio.

Y vuelvo a hablar.

- Tú estás muy seguro de ti mismo y te crees que me tienes muy atada a ti, pero, ¿sabes qué? que estás jugando con fuego y te vas a quemar.

Después de eso colgué el teléfono me tomé una infusión tranquilamente y me fui a la cama.

Eran las 5:02 en el reloj de la cocina.




Abigail López Torres.