miércoles, 8 de mayo de 2013

Sus Mejillas arden llenas de recuerdos.










Nota como se incendian sus mejillas.
Como su boca se queda seca...
la vi correr por aquellas calles adoquinadas, suspirar cuando pensaba en aquel momento
en el que estaban juntos, añorar las olas del mar... contar estrellas sintiéndolo tan dentro
tanto que incluso se confundían.
Nota como se estremece, como su piel se eriza con los recuerdos.
Con aquel temperamento de juventud.
Su impertinencia, su desfachatez, aquel descaro para dirigirse a ella.
Volvía a sentirse una niña pequeña y eso le gustaba demasiado.
Y echa en falta el sabor de sus besos robados en sitios prohibidos.
La furia salvaje que poseía sus cuerpos cuando estaban juntos.
El no querer despegarse desde que se veían.
El dormir abrazados soñando dentro de un sueño.
Nota como se incendian sus mejillas.
Como se evade de la conversación en la cafetería.
Y aunque está a 2.153km
Será difícil olvidar su sonrisa.
 Porque hay cosas que la distancia, a veces caprichosa,
 guarda sin reprochar.


Abigail López Torres



LaNiñaMariposa.

martes, 7 de mayo de 2013

Duerme conmigo esta noche.


Abigail López Torres















- Seguro que soy la chica más mayor con la que te has acostado.

- Si, la más mayor. Pero también la más salvaje.

lunes, 6 de mayo de 2013

18









Globoflexia Mayo 2013



A los 18 me enamoré perdidamente.
A los 18 no existía el sueño.
A los 18 sentía que el mundo me pertenecía, que jamás podría exprimirlo como lo hacía en ese momento.
Se bebían 3 días seguidos, no existían las resacas, las inventaron los "viejos" decíamos.
A los 18 poesía en la playa, poesía y sexo. Y más poesía. Tequila en botella caliente.
Besos pegajosos y salados. La lengua dormida y el corazón latiendo. Hamacas y estrellas.
A los 18 volar en la tierra, flotar en el cielo. Dormir con desconocidos y con ella.
A los 18 dientes pequeños. Y ganas de morder inmensas.
A los 18 me quería comer el mundo y eso hice sin pensar en momentos indigestos, sin inapetencias.
A los 18 la vida te da mil vuelcos y el alma duele pero se anestesia con licores fuertes.
A los 18 se ahogan las penas con cerveza de desayuno y besos quemados.
A los 18 "just my imagination" ...
A tus 18 les quiero acariciar el pelo.
A tus 18 les quiero cantar , susurrar y abrazar.
Porque en un "ratico" has llenado mi cuento de besos,
De vueltas en una noria que dejará de girar cuando esto acabe.
Eres como una ola refrescante, salvaje, llena de vida.
A tus 18 les quiero dedicar mis 18.
Que no serán tan inocentes pero si serán intensos.
Porque tus 18 lo son.
Y cuando ellos me miran yo vuelvo a los mios, a mis 18.
Y me siento aquella niña impulsiva que no conocía el silencio.
Y mientras tanto nuestras lenguas no dejan de bailar como en un Cabaret...



Abigail López Torres