lunes, 11 de mayo de 2015

Poesía









Él era poesía de pocas palabras. Poesía de la que no se escribe; poesía en sus ojos; en sus labios malditos. Poesía adictiva y deliciosa.




Abigail López Torres